Una instantánea al día: día 07.

...

Atardecer en Las Tablas de Daimiel.

¿Tú eres de amaneceres o de atardeceres? Yo de los dos aunque he de reconocer que disfruto de más atardeceres porque no es necesario madrugar.

Hay dos momentos del día que tienen una magia especial: la salida y la puesta del Sol. Pero, ¿sabes por qué?

¿Será porque tiñen de colores cálidos el horizonte?
¿Será porque cuando los vemos nos abstraemos de nuestra realidad?
¿Será porque nuestros problemas se vuelven diminutos ante la inmensidad del universo?
¿Será porque el atardecer pone fin a todas las cosas malas que nos haya podido traer el día y el amanecer es como un nuevo comienzo donde todo es posible?
¿Será porque cuando nos detenemos a contemplarlos no existe nada más y disfrutamos del momento?
¿Será porque, aunque iguales, cada día son diferentes?

No sé por qué será pero lo que sí sé es que todos y cada uno de ellos tienen una belleza única.

Y a tí, ¿qué te sugieren?

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Déjanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s